Cuando intentas estar en buena forma, tienes muchas opciones y todos los días parece que hay un nuevo programa de acondicionamiento físico que parece ser la mejor opción. Desafortunadamente, muchas de estas nuevas y atractivas tendencias de entrenamiento pueden no ser adecuadas para ti y tus objetivos a largo plazo, por eso lo ideal es tener un plan de entrenamiento personalizado creado por un profesional.

En lugar de probar algo y esperar a que funcione, lo mejor es enfocarte en tu propio plan de acondicionamiento físico. Ten en cuenta que eres un individuo único con tus propias habilidades e intereses, y también tienes metas y desafíos únicos. Así que ¿porqué no probar los beneficios de trabajar con un plan de entrenamiento personal?

Beneficios de tener un plan de entrenamiento personalizado

Realizar un programa personalizado es muy importante, ya que es la única forma de adoptar hábitos saludables a largo plazo. Con una estrategia personalizada y la experiencia de un profesional, te sentirás mucho más fuerte, equilibrado y sano.

Te ayuda a seguir una línea de entrenamiento en función de tus límites

Tú, mejor que nadie, sabes dónde se encuentran tus límites. Esto es importante porque te da un punto de partida realista y el espacio que necesitas para mejorar y crecer sin tener las expectativas de otra persona puestas en ti. En Muévete Conmigo podrás conocer tus límites y cómo superarlos con la ayuda de nuestros entrenadores personales, que crearán tu plan de entrenamiento personal en función a tus objetivos y modificarlos cuando haga falta para adaptarlos a tus avances.

Se enfoca en tus metas y objetivos

Conseguir un cuerpo de playa, perder peso, mejorar tu resistencia  o correr esa maratón el año que viene, todas esas metas son maravillosas y respetables. Tu objetivo de acondicionamiento físico, sea cual sea, es lo que encuadrará todo el plan de entrenamiento personalizado, además, te mantendrá motivado y con fuerza a la hora de cumplirlo y llegar al éxito.

plan individualizado de entrenamiento

Se adapta a su personalidad

Existen diferentes tipos de personalidades de acondicionamiento físico y el entrenador personal debe identificar la tuya para lograr que puedas seguir un plan de entrenamiento personalizado de forma cómoda y sin estrés. El plan individualizado de entrenamiento te ayuda a identificar el ejercicio  como una actividad divertida con la que te lo pasas bien,  no como una obligación. El ejercicio no debería convertirse en solo una tarea más de tu agenda.

Es compatible con tu agenda

En lo referente a la programación, cuando creas tu propio plan de acondicionamiento físico, lo estás adaptando a tu vida, y no al revés. Se convierte en una parte real que has introducido de forma natural en tu ritmo del día a día, logrando de este modo cumplirlo sin excusas porque el ejercicio pasa a formar parte de ti. Además, en el caso de que convivas con alguien y tengáis horarios parecidos, con nuestro plan de entrenamiento en pareja tenéis la oportunidad de motivaros el uno al otro, hacer deporte y ejercicio y cumplir vuestras metas con la compañía de una persona cercana.

Se adapta a tus motivaciones

Lo que te motiva puede ser diferente de lo que motiva a otra persona. Al seguir un plan de acondicionamiento físico personal, sigues un programa que se adapta a tu estilo de motivación para llegar a los objetivos y éxito que buscas. Hay una línea muy fina entre esforzarse demasiado y tomárselo con calma, por eso la planificación es importante: identifica los tipos de actividades que disfrutas, lo que quieres conseguir con tu nuevo programa de ejercicios y cuáles son tus objetivos de acondicionamiento físico. Luego, con la ayuda de un entrenador personal, crea un programa que te ayude a triunfar y conseguir lo que te propones.