Es usual que las personas mayores de 50 años se sientan agobiadas con su tiempo debido al trabajo, los niños, los padres mayores y otro tipo de situaciones de su vida diaria. Encontrar hueco para hacer ejercicio suele ser lo último en la lista de prioridades para este grupo de población, pero hay muy buenas razones y son muchos los beneficios de practicar ejercicio físico a partir de los 50 años.

Beneficios de practicar ejercicio físico a partir de los 50 años

Si nunca has hecho ejercicio en tu vida, no hay razón para no comenzar ahora. El ejercicio cobra especial importancia una vez que cumples los 50 años, ya que suele ser cuando nos volvemos más susceptibles a las enfermedades crónicas  y la depresión. Estar activo y hacer ejercicio regularmente puede ayudarte a combatir los efectos del envejecimiento y a experimentar muchos beneficios.

Reduce el riesgo de enfermedad

La evidencia muestra que la actividad física regular puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas como las cardiovasculares, la diabetes tipo 2, el Alzheimer y ciertos tipos de cáncer. Al hacer deporte de forma regular, tu cuerpo y tu cerebro sentirán los beneficios de practicar ejercicio físico a partir de los 50 años.

Disminuye el dolor

A los 50 años, es normal padecer artrosis, osteoporosis, dolor en las articulaciones o falta de flexibilidad, y el ejercicio ligero puede ayudar mejorar todas estas condiciones. Comprometerte a hacer ejercicio y a seguir una dieta saludable, te permitirá combatir algunas enfermedades, revertirlas si ya las padeces y prevenir algunos tipos de cáncer. La mayoría de los médicos recomiendan 30 minutos de ejercicio cardiovascular al día durante, al menos, cuatro días a la semana para aliviar el dolor en las articulaciones, reducir la rigidez, mejorar el equilibrio, realizar movimientos más fluidos y reducir los niveles de dolor, y por tanto tener una mayor calidad de vida.

Fortalece los huesos

A medida que envejeces, tu densidad ósea disminuye, lo que significa que los huesos se vuelven más frágiles y propensos a romperse. Hacer un entrenamiento de fuerza suave 2 a 3 veces por semana puede ayudarte a fortalecer los huesos. Si quieres experimentar los beneficios de practicar ejercicio físico a partir de los 50 años y mejorar tu densidad ósea, con nuestro programa de entrenamiento de salud o programa de tonificación podrás realizar actividades físicas dedicadas a mejorar la movilidad articular, la fuerza y la resistencia muscular.

beneficios de practicar ejercicio físico a partir de los 50 años

Desarrolla y mantiene las capacidades cognitivas

A medida que tu cuerpo comienza a fallar con la edad, también lo hace tu mente. En este sentido, entre los beneficios de practicar ejercicio físico a partir de los 50, se incluye la mejora de la función cerebral gracias a un aumento del oxígeno en el cerebro. Además, se ha demostrado que el ejercicio aeróbico regular aumenta el tamaño del hipocampo, el área del cerebro involucrada en la memoria verbal y el aprendizaje.

Mejora el estado de ánimo

El ejercicio mejora el estado de ánimo, la calidad de sueño, y también reduce el estrés y la ansiedad. Hacer deporte libera endorfinas -sustancias químicas que provocan sentimientos positivos- y te ayuda a mantenerte relajado al proporcionarte una salida a la tensión y el estrés, por lo que es una excelente manera de combatir la tristeza y evadirte de tus obligaciones diarias.

Aumenta la calidad de vida

Además de los beneficios para la salud más tangibles, o quizás debido a ellos, el ejercicio regular mejora enormemente la calidad de vida. Serás más feliz, más sano, más confiado y estarás menos estresado si practicas deporte con frecuencia. Es un pasatiempo fantástico que mantendrá tu mente y tu cuerpo activos e, incluso, puede ofrecerte beneficios sociales si quieres practicar ejercicio con algún acompañante, como un amigo o familiar, o unirte a un grupo deportivo.