El verano empieza ya mismo y los planes se acumulan. En ocasiones nos cuesta mantener la rutina de entrenamientos y los excesos son abundantes entre salidas, viajes, fiestas y celebraciones. Lo mejor sería no descuidar los buenos hábitos, pero evidentemente no somos de piedra. Por eso hoy te traemos algunos trucos y entrenamientos para mantenerse este verano entre viajes y vacaciones, y no descuidarse del todo. Sobre todo para que la vuelta no sea tan dura, y mantengamos la salud física y mental.

Trucos y entrenamientos para mantenerse este verano entre viajes y vacaciones

Lo primero que hay que tener en cuenta es lo que no debemos hacer, o las cosas que se deben evitar. Y es que hay que evitar los entrenamientos en las horas centrales del día, donde la temperatura puede llegar a alcanzar sus máximas. Y tampoco queremos que los entrenamientos sean un castigo, ni que supongan un peligro par la salud. Evitaremos entrenar entre las 12h00 y las 18h00 de la tarde.

Al hilo de esto, hay que mantenerse hidratado, siempre. No solo a terminar el ejercicio, y no solo cuando nos entra sed. El momento en el que tenemos sed, nuestro cuerpo ya se encuentra en esta de deshidratación. Y con altas temperaturas hay que tener especial cuidado con esto. Por esto, hay que hidratarse antes, durante y después del ejercicio.

Andar como medio de transporte

Uno de los trucos que se pueden incorporar y apenas se notan, es ir andando a los sitios. Ya que en verano hace buena temperatura y se dispone de más tiempo libre para realizar los desplazamientos, ir a pie a los sitios es una muy buena manera de cuidar la forma y hacer un pco de cardio sin apenas darnos cuenta.

Quedadas para hacer ejercicio

Quedar con alguien para hacer ejercicio es una buena forma de romper la monotonía y hacer algo diferente, tener además tiempo de recuperación y probar cosas distintas a las que estamos acostumbrados. Por ejemplo deportes nuevos a los que no estemos hechos a entrenar, cosas que nos llamen la atención pero nunca hayamos practicado, o deportes acuáticos de verano como surf, piagüismo, paddelsurf, vela… o cualquier versión de playa de deportes de equipo.

Es importante protegerse al practicar este tipo de deportes, con una vestimenta adecuada y protección solar del factor necesario para el tipo de piel que tengamos. Dependiendo de la exposición al sol que vayamos a tener. Y el calzado también debe ser adecuado y permitir la transpiración.

trucos para mantanerse en verano entre salidas y vacaciones

Menos intensidad y más compañía

En momentos de altas temperaturas es importante bajar la intensidad del ejercicio, pues puede aparecer la fatiga con más facilidad. También se pueden alargar más los descansos, porque con calor es más costoso recuperar el aire, y no olvidar hidratarse poco a poco en las pausas que vayamos realizando para evitar la deshidratación.

Por otro lado hacer ejercicio en parejas, con amigos, o practicar deportes de equipo nos va a motivar a hacerlo más a menudo, a estar más a gusto y a tirar unos de otros cuando estemos cansados. También trae beneficios sociales, se establecen lazos saludables entre grupos de amigos y mejoran las relaciones entre las personas.

Adaptación del ejercicio a las características

Como ya hablamos en artículos anteriores, no debemos olvidar  la importancia de individualizar el entrenamiento.

Y es que adaptar el plan de ejercicios para que se adapte a nuestras necesidades y objetivos es crucial para lograr una progresión visible que nos motive y nos funcione. Por esto debemos contar con ayuda profesional que nos haga un plan lo más efectivo posible. Cada cuerpo es un mundo, y no todos respondemos de la misma forma al ejercicio físico. Por eso es importante conocerse, y ponerse en manos de quienes verdaderamente saben la intensidad que podemos soportar.

Combinación de ejercicios aeróbicos y de fuerza para mantenerse este verano

Otra clave principal para no perder la forma es hacer ejercicios combinados, aeróbico más fuerza. De manera que además de cardio, se hagan ejercicios con peso, para no perder musculatura y permanecer en la misma forma física durante el verano.

Aunque disminuyamos la frecuencia, o la intensidad de nuestros entrenamientos, si durante el verano seguimos estas pautas e intentamos no llevar una vida sedentaria, no nos costará mantenernos para seguir a tope en cuanto volvamos a la rutina.