Son muchos los beneficios psicológicos de realizar actividad física, aunque quizá no son tan conocidos como los físicos. A lo largo de los últimos años se ha mostrado un especial interés por este campo, ya que se ha observado que el deporte tiene un fuerte impacto en personas con depresión y estrés. Vamos a explicarte los beneficios que aporta la práctica de deporte a tu mente y cómo se adapta a las diferentes etapas de la vida.

Los beneficios psicológicos de realizar actividad física

En la medicina actual los beneficios psicológicos de realizar actividad física son indiscutibles, ya que se han observado grandes resultados en pacientes con problemas de ansiedad, estrés, depresión o angustia emocional. La práctica de ejercicio, si es de forma regular, puede hacer que una persona tenga menos predisposición a padecer problemas de ansiedad o depresión.

A nivel cerebral, numerosos estudios han concluido que la práctica de actividad física regula la generación de opioides endógenos, que son los responsables de regular cómo se reacciona al estrés, a emociones o a estados anímicos en general.

Otro beneficio es la estimulación del factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), que ayuda a las células a reaccionar de una manera más positiva a problemas de estrés o depresión.

El deporte beneficia tanto a hombres como a mujeres, aunque se ha podido ver que es a las mujeres a quienes les afecta de una forma mucho más fuerte cuando se disminuye su práctica.

Durante muchos años los médicos han optado por utilizar medicamentos para tratar los problemas psicológicos de sus pacientes. Ahora, en cambio, la actividad física es la medicina que se utiliza como primera opción para prevenir o aliviar síntomas de depresión.

Con todo esto queremos decir que la actividad física mejora la calidad de vida de una persona porque controla el estrés y mejora las relaciones sociales. Y en personas con una patología diagnosticada, como ansiedad o estrés, mejora la memoria, la expresión oral y la creatividad.

La actividad física mejora tu cerebro

Durante años se ha pensado que la actividad física tan solo modificaba la vascularización del cerebro, pero no la densidad sináptica. Estudios más recientes y precisos han revelado que la actividad física ayuda al cerebro en los procesos de remodelación neuroplasmática en partes dañadas.

Los beneficios psicológicos de realizar actividad física

Pero aún hay más, se ha demostrado que la actividad física mejora el aprendizaje, la formación de nuevas neuronas (neurogénesis) y vasos sanguíneos (angiogénesis). También reduce el riesgo de desarrollar demencia y un deterioro cognitivo. Esto es aplicable también a personas de edad avanzada, las cuales tienen una mayor respuesta cognitiva cuando practican ejercicio.

La plasticidad del cerebro también mejora con la actividad física, que tiene una menor tendencia a desarrollar depresión y a mejorar los síntomas en personas diagnosticadas.

Con todo esto queremos decir que existen numerosas evidencias que demuestran que el ejercicio previene y mejora los problemas cerebrales.

Ejercicio físico en función de la edad

El ejercicio físico ayuda a mantener una buena salud, pero a más edad, más esencial es. Se ha podido comprobar que en personas de edad avanzada la práctica de deporte ayuda a mejorar el estado físico y mental ayudando a mantener estables las funciones cognitivas y la salud física.

La práctica de deporte ayuda a salir de la monotonía diaria, a ganar confianza en la realización de actividades cotidianas y a mantener relaciones sociales. Pero en personas que han entrado ya en la tercera edad también sirve para que las enfermedades asociadas a la edad se reduzcan. De esta manera también se reducirá el consumo de medicamentos.

A modo de conclusión podemos decir que la falta de actividad física está asociada a una salud mental más débil, así como a episodios de ansiedad, estrés y depresión más frecuentes. Por lo que es importante incluir el deporte en nuestras vidas para gozar de una buena salud física y mental, aunque siempre de forma responsable y, si puede ser, contando con la ayuda de un entrenador personal.