El ejercicio físico es muy importante para mantener la salud tanto física como mental, por este motivo es aconsejable practicar algún deporte de forma regular. No obstante, hay personas que por los motivos que sean no son capaces de llevar unas rutinas estrictas por sí solos o no saben por dónde empezar y recurren a un entrenador personal para que les guíen en sus clases. Y llegados a este punto se vuelve sumamente importante escoger un entrenador personal cualificado. Te explicamos los motivos.

¿Por qué escoger un entrenador personal cualificado?

Seguir los consejos de un entrenador personal no cualificado puede tener graves consecuencias en la salud física del deportista. Lamentablemente la presencia de estos supuestos entrenadores es más común de los que se cree, ya que pueden verse diariamente en redes sociales y vídeos que circulan por internet.

Para que el ejercicio sea beneficioso

Una misma actividad física puede tener efectos completamente diferentes en dos personas con características diferentes. Mientras que para uno puede ser beneficioso, para otro puede ser contraproducente y muy perjudicial. Una persona a la que recomiendan hacer natación por un problema de hiperlordosis lumbar, si nada con estilo braza empeorará su patología, mientras que con un nado crol o espalda mejorará.

Para evitar lesiones

Cuando un ejercicio no se desarrolla correctamente puede convertirse en una lesión. Un entrenador personal, además de explicar detalladamente cómo deben realizarse los movimientos para realizar correctamente el ejercicio, tendrá en cuenta las condiciones físicas del deportista.

No todas las personas tienen las mismas capacidades físicas, por lo que un entrenador personal deberá tener en cuenta las que son para adaptar el ejercicio. Incluso deberá tener en cuenta las lesiones, si las hubiese.

No tener en cuenta el estado físico y las lesiones del deportista puede ser más perjudicial que beneficioso. Así que asegúrate, cuando te pongas en manos de un entrenador personal, que este se interesa por tu estado físico e historial médico.

Contratar a un entrenador personal cualificado

Para conseguir progresos

Solo con un entrenamiento personalizado y adaptado se conseguirán los objetivos deseados. Esto es porque todos los deportistas no quieren llegar a la misma meta, los hay que quieren adelgazar, otros quieren ganar musculatura, otros resistencia… Y la única manera de conseguirlo es a través de un entrenamiento personalizado por parte de un entrenador personal cualificado.

Con esto queremos decir que cualquier persona puede hacer un directo en Instagram o colgar un vídeo en Youtube de una clase, pero estas no deben tomarse nunca en serio ni formar parte de una rutina deportiva.

¿Cómo detectar a un entrenador personal no cualificado?

Si por el motivo que sea has decidido ver los vídeos de un entrenador personal o seguirlo en redes sociales, para saber si es una persona cualificada te aconsejamos que mires en su perfil si indica que es una persona titulada y el lugar en el que se tituló. Esto es básico para poder detectar a los falsos entrenadores personales. Concrétamente, con una titulación de grado o licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y regido por el Artículo 79. LEY 3/2019, de 25 de febrero, de la Actividad Físico-Deportiva de Castilla y León.

Debe realizarte una evaluación inicial además de dirige los entrenamientos. Lo más importante no es que sea carismático, sino que personalice e individualice el entrenamiento a tus características e intereses y te dé unas instrucciones muy precisas de cómo realizar el ejercicio. Cuanto más concreto y preciso sea mejor, porque es indicador de que sabe de lo que está hablando y las partes del cuerpo que se ven implicadas en ese ejercicio en concreto. Obviamente también es importante la motivación que transmita.

¿Y si encuentro a un falso entrenador personal?

Es necesario que un entrenador, sea de la modalidad deportiva que sea e independientemente del lugar en el que realice las clases, tenga una titulación que le permita hacerlo. En caso de no tenerla es posible denunciar. De hecho, a raíz de la pandemia, momento en el que se hicieron mucho más visibles los falsos entrenadores, se iniciaron diversas campañas para poner fin a estas malas prácticas y denunciar.

Te animamos, desde Muévete Conmigo, a que te pongas en manos de un profesional cualificado, ya que está en juego tu salud, y desconfíes de influencers o personas que no están preparadas para entrenar porque no conocen las limitaciones del cuerpo, no saben de lesiones y desconocen las consecuencias que puede tener un mal entrenamiento.