Como todos sabemos, el deporte es imprescindible en nuestra rutina para mantenernos fuertes y sanos. Sin embargo, a veces no sabemos qué tipo de actividad física realizar para vernos cada día mejor en el espejo y sentirnos orgullosos de nosotros mismos y de nuestros avances. Ahora, en Muévete Conmigo queremos ponértelo fácil. Por esta razón, en este artículo vamos a describirte ejercicios que deben estar en tu entrenamiento de ganancia muscular. Si eres constante, notarás los cambios enseguida, lo que te inspirará a seguir trabajando y a seguir dando lo mejor de ti mismo. Por supuesto, toda meta supone un esfuerzo, pero cuando notes los beneficios físicos y mentales, serás consciente de que merece la pena.

Ejercicios que deben estar en tu entrenamiento de ganancia muscular

Existen multitud de rutinas a la hora de ponernos en forma. Asimismo, hay que tener en cuenta los objetivos que queremos cumplir y, por supuesto, en cuanto tiempo. De este modo, no es lo mismo querer perder peso en un mes que en seis. Estos factores hay que analizarlos a la hora de marcar una intensidad, por ejemplo. Ahora, en este apartado nos vamos a centrar en los ejercicios que deben estar en tu entrenamiento de ganancia muscular. Recuerda que tienes que ser perseverante y luchar cada día por dar lo mejor de ti mismo.

Sentadillas

Las sentadillas son perfectas para moldear y fortalecer tanto los glúteos como los muslos. Además, mediante este movimiento también se trabaja la estabilidad y la fuerza del core, los músculos de la espalda y la movilidad de los tobillos. Para ejecutarlas de manera correcta, tienes que colocarte recto, con los pies mirando levemente hacia el exterior, estando en todo momento a la anchura de los hombros. Asimismo, cuando desciendas como si fueras a sentarte en una silla, haz fuerza en la parte abdominal. La cabeza debe mantenerse alta. Igualmente, es importante mirar hacia adelante a lo largo de su desarrollo.

Peso muerto

Para hacer de manera correcta el peso muerto, lo primero que hay que hacer es colocarse muy cerca de la barra, metiendo los pies por debajo. Las puntas de estos últimos deben mirar de forma ligera hacia afuera. En esta posición, agarra la barra, acercando las pantorrillas hacia ella. Ahora, flexiona las rodillas, saca pecho y eleva el peso. Mantente recto, con los brazos completamente estirados, notando la fuerza de la gravedad a través del material que hayas elegido.

Press de banca

Para ejecutar el press de banca, debes tumbarte sobre un banco plano, en el que tendrás apoyados las caderas, los glúteos y los hombros. Asimismo, los pies deben estar en contacto con el suelo y separados más allá del ancho de la espalda. Ahora, es momento de agarrar la barra con las manos mirando hacia adelante. Entre ellas tiene que haber una distancia superior a la que existe entre los hombros. El brazo y el antebrazo deben formar un ángulo de noventa grados. En este punto, hay que elevar la barra y descenderla hacia el pecho.

Dominadas

Para hacer las dominadas tienes que agarrar la barra con ambas manos y separar estas últimas más allá de la anchura de los hombros. Cada repetición debe iniciarse con los codos totalmente extendidos. El pecho es la parte del cuerpo que debe tocar la barra cuando en cada elevación y los hombros deben quedar atrás.

Elevaciones laterales

Para hacer las elevaciones laterales tienes que colocarte de pie. Las piernas deben estar ligeramente flexionadas y separadas por el ancho de las caderas. La espalda tiene que estar recta todo el tiempo y cada mano debe sujetar una mancuerna. En esta posición, es momento de elevar los brazos y alinearlos con los hombros. Después, tienes que bajarlos lentamente.

Y recuerda que si estás buscando un entrenador personal que te ayude a lograr tus objetivos específicos, puedes contar con nosotros para ayudarte de forma personalizada.